Ratchet & Clank: Rift Apart ¿Vale la pena?

Ratchet & Clank: Rifat Apart

8.2

Historia

7.0/10

Gameplay

10.0/10

Gráficos

10.0/10

Rejugabilidad

7.0/10

Diseño de niveles

7.0/10

Pros

  • Jugabilidad frenética
  • Diseño de arte y gráficos
  • Variedad de armas
  • Uso del Dualsense

Contras

  • Rejugabilidad justa
  • Simplicidad de los mapas
  • Banda sonora
  • Poco incentivo a la exploración

Ratchet y Clank son dos mascotas inusuales en PlayStation. Pese a que llevan casi 20 años entre nosotros, desde su salida en 2002, fue hasta su reboot/remake en 2016 que los fans, y la misma Sony, le comenzaron a prestar atención a esta saga que, hasta entonces, parecía de nicho.

Ejemplo de lo anterior es que la nueva entrega Ratchet & Clank: Rift Apart llegó a un precio de 70 dólares, a diferencia de su antecesor que, aun estrenándose junto con una película animada en cines, fue comercializado a precio reducido de 40 dólares.

Hoy, sin embargo, este third-person shooter con elementos de plataformeo, exclusivo para la PlayStation 5, promete mostrar las primeras pinceladas de lo que las consolas de nueva generación son capaces de hacer, pues además del salto gráfico al 4K, la compañía nipona prometió que el SSD sería un game changer en conjunto con los gatillos adaptativos y la vibración háptica de su Dualsense.

Veremos, entonces, en qué medida se cumple esto.

También lee: No hubo crunch en Ratchet & Clank: Rift Apart: desarrolladores

¿De qué trata la nueva aventura de Ratchet & Clank?

Rift Apart o Una dimensión aparte inicia tres años después de los eventos acontecidos en el juego de 2016, en donde, para sorpresas de pocos, Ratchet y Clank salen vencedores.

Aquí, el dúo de Insomniac Games se encuentra en un desfile en su honor cuando éste se ve interrumpido por los matones del Doctor Nefarius quien, para colmo, ha robado el dimensionador, un artefacto que sirve para abrir dimensiones (dah) y que Clank pretendía regalar a Ratchet con el fin de buscar los remanentes de su raza, los Lombax.

Tras un combate breve, pero intenso, con explosiones, partículas, balas y grietas dimensionales por doquier, la pareja termina separándose en una nueva dimensión, donde Clank se encuentra con la nueva (y quizá para muchos la que se lleva los reflectores) protagonista: Rivet. Una lombax de color violeta que tiende a desconfiar en los robots, pero que cuenta con un brazo mecánico a la Johnny Silverhand.

Rivet, el nuevo personaje de la saga de Ratchet & Clank

Aquí comienza realmente la historia, la cual dura de unas 12 a 14 horas, en la que, como ya supondrás, la meta de nuestros héroes es recuperar el dimensionador y reparar las grietas dimensionales que ha abierto el Doctor Nefarius para que éstas no terminen colisionando los universos.

La historia, aunque simple por ser un juego que va dirigido a todos los públicos, es colorida, con humor blanco y personajes que se dan a querer, con villanos muy villanos y buenos muy buenos.

Claramente no te va a tener al filo del sillón o al borde de las lágrimas, pero acompaña de buena manera el gameplay y los acontecimientos de nuestros héroes y heroína, lo suficiente como para hacerte sonreír de lo malo (bueno) que es un chiste o para sacarte un “oww” de lo tierno que puede ser un diálogo.

¿Qué tal se juega?

Si la historia no es el fuerte de Ratchet & Clank: Rift Apart, ¿Qué sí lo es? Fácil, el gameplay.

Desde sus inicios en PlayStation 2, esta franquicia resaltó por sus frenéticos enfrentamientos contra criaturas extravagantes, siempre acompañado de al menos una docena de armas.

Una dimensión aparte no es la excepción, aunque sí deja a deber un poco.

Primero lo primero. Los combates se cuentan por decenas, con elementos que llenan la pantalla de “porquerías” y enemigos que celebran cuando te alcanzan con un proyectil y que dialogan entre ellos cuando no te perciben, con el propósito de añadirle una pisca de profundidad al juego.

Tú, por tu parte, vas a controlar muy bien al héroe en turno, ya sea con Ratchet o Rivet usarás saltos, dobles saltos, un dash, un combo sencillo presionando tres veces el cuadrado y, por supuesto, el balanceo entre las gritas dimensionales que ya se vio en el gameplay de presentación, y que sirve para transportarte de un lado al otro dentro de un mismo escenario con el objetivo de flanquear o evadir a los enemigos.

Ratchet & Clank Rift Apart gameplay
Ratchet haciendo uso de una de las gritas dimensionales, útiles para evadir enemigos

Poco a poco estás herramientas crecerán, pero apenas serán las suficientes para moverte durante las batallas, los mapas semi abiertos o los bolsillos dimensionales.

(Estos últimos son unas áreas de bonus que intentan poner a prueba tus habilidades de plataformeo, pero que se quedan cortas en dificultad, ya que ni las más elaboradas consumen más de 5 minutos de tu tiempo, pero que al final del camino te recompensan con una pieza de armadura, las cuales te otorgan cierta ventaja sobre los enemigos).

Armaduras de Rivet
Rivet con una de las armaduras obtenibles en el juegos, así como las ventajas que esta ofrece

Las armas, por su parte, son las que se llevan el show del juego. Sólo por cantidad es divertido (más de 20), pero por variedad es aún más.

Los más veteranos ya saben cómo se maneja la saga, siempre va a haber una pistola de ráfagas, una escopeta, bombas, misiles, un francotirador y robotitos ayudantes, pero a partir de ahí, el arsenal de la franquicia se suelta el pelo y en mayor o menor medida es donde apoya la experiencia.

Aquí nunca falla Ratchet & Clank, pues durante los enfrentamientos más avanzados, las explosiones y efectos de las armas combinadas logran un espectáculo como pocos juegos.

Partículas, piezas de robots, pedazos de cajas volando por todos lados, guitones de oro (la moneda del juego) que dejan los enemigos vencidos y un largo etcétera inundan la pantalla para hacer todo un show.

Esto, no obstante, va aderezado del Dualsense que aunque no es tan espectacular como Astro’s Playroom, cumple su cometido con creces. Por ejemplo, hay armas que se apoyan de los gatillos adaptativos para apuntar y disparar con R2 o para activar un disparo secundario, hay otras en las que sientes el retroceso de la cámara del arma en a través de los gatillos.

Asimismo, cuando caminas o recoges los guitones, percibes cómo es que estos “entran” al control. No es, está claro, algo que haga de un juego una obra maestra, pero si se te ocurre regresar al juego anterior de PS4 notarás claramente la diferencia, pareciese que el control en Ratchet & Clank de 2016 está hueco y sin vida.

Progresión y rejugabilidad

Es difícil pensar que quien posea un PS5 no tenga o piense en comprarse una copia de Ratchet & Clank: Rift Apart. No necesariamente porque sea un blockbuster estilo The Last of Us o God of War, sino porque la poca oferta de consolas debido a la pandemia hace creer que los poseedores de un sistema PlayStation 5 son hardcore gamers o fans de la compañía, sin embargo, quien dude en desembolsar mil 800 pesos por un juego (nadie los juzga) no encontrará aquí uno para echar 100 horas.

Como se mencionó arriba, la campaña dura de 12 a 15 horas dependiendo la dificultad (se recomienda jugar en difícil si es que eres un jugador regular), dejando así el incentivo de rejugabilidad en mejorar las armas al 100% para ver qué sorpresa se desbloquea con el progreso.

Éstas, cabe señalar, tienen dos mecánicas de mejora ya clásicas de la saga. La primera forma es a través de su uso, es decir, entre más mates extraterrestres con una arma, más fácil llegará al nivel 5 y se desbloqueará su forma final, la cual puede traer consigo más proyectiles o un disparo alternativo.

La segunda forma es con piezas de raritanio, la cuales están regadas por los mapas y con los que se pretende premiar al jugador que explora los, hay que decirlo, poco intricados caminos en Rift Apart. Con el raritanio el jugador podrá acceder a la tienda del juego y mejorar poco a poco las armas con más potencia, más munición o mayor alcance.

Árbol de progresión de las armas

Otra forma sumarle rejugabilidad al juego es intentando encontrar los tornillos de oro. Una especie de coleccionable que desbloquea bonus, que van desde stickers para el modo fotografía o modificaciones que alteran el aspecto de juego. De estos hay 25 y algunos son lo bastante simpáticos como para quererlos encontrar.

Apartado técnico

Desde lo visual, Ratchet & Clank: Rift Apart no tiene rival en este momento. Es, sin duda, uno de los trabajos más importantes e impresionantes hasta la fecha. Este juego se pone a lado de Red Dead Redemption 2 y The Last of Us Parte II como un hito en la industria, si bien no es fotorrealista, el trabajo hecho por Insomniac Games no le pide nada a nadie.

El nivel de detalle en los escenarios, la distancia de dibujado y la posibilidad de ver el pelaje de nuestros lombax aun sin estar en una cinemática hacen de este juego algo impresionante de ver de principio a fin, sobre todo por su dirección de arte muy bien cuidada y con la personalidad que caracteriza a esta saga.

La configuración “básica” del juego para apreciar sus gráficos es de 30fps en 4K con ray-tracing activado, sin embargo, cuenta con dos modos extra, uno a 60fps y 4K sin ray-tracing, mientras que el tercero es a 60 fps y ray-tracing, pero a 1080p.

En es aspecto sonoro Ratchet & Clank hace un buen trabajo a secas, no es nada personal contra los señores Mark Mothersbaugh y Wataru Hokoyama, pero el soundtrack del juego suena muy genérico sin canciones memorables o que destaquen. Simplemente acompañan satisfactoriamente la experiencia.

Los efectos de sonido y las actuaciones de voz (en inglés y español latinoamericano, por otro lado, son para enmarcar. Las explosiones logran sumergirte en el caos de la pantalla, mientras, las voces de los personajes, redondean el mood caricaturesco de la presentación.

En conclusión, Ratchet & Clank: Rift Apart es un juego que pese a no ser muy largo, logra el cometido de entretener, divertir y al mismo tiempo mostrar las bondades de la nueva generación. Con tiempos de carga extremadamente cortos, aspectos gráficos de no creer y la experiencia extra del Dualsense, da muy buenas sensaciones de lo que los estudios pueden ser capaces de cara al futuro.

Esta entrega del lombax y su amigo robot es un juego imprescindible para los poseedores de un PlayStation 5. Quizá la historia y los mapas pequen de simplicidad, pero esa misma simplicidad hacen que el combate se lleve los reflectores sin lo torpe de lo rebuscado y la profundidad artificial.

Todo esto es aún más impresionante si se repara a pensar que el juego fue interrumpido en su desarrollo por la pandemia y se vio obligado a ser trabajado a la distancia, sin que los desarrolladores y artistas sufrieran crunch, según dijeron algunos de ellos en Twitter.

Si deseas conocer más detalles sobre otros proyectos de los cuales hemos hablado pásate por nuestras redes sociales FacebookTwitter Instagram para estar más en contacto.

Y Recuerda que… Ser cool #EsDeGamers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *