Blue Reflection: Second Light ¿Vale la Pena?

¡¡Comparte donde quieras!!

Blue Reflection: Second Light

8.6

Gameplay

8.5/10

Historia

8.0/10

Gráficos

8.5/10

Durabilidad

9.0/10

Musica

9.0/10

Koei Tecmo es una casa editora y desarrolladora de grandes contrastes, a veces saca juegos maravillosos, de una calidad indudable, y a veces saca cosas que, si bien no son malas, son turbias. Ese fue el caso de Blue Reflection, un JRPG estrenado en 2017 y cuyo recibimiento fue silencioso, limitándose casi solo al país del sol naciente. Se trata de un juego hecho por Gust, una división de Koei Tecmo y quienes se encargan de la franquicia Atelier, una saga que queremos mucho y nos gusta bastante aquí en Es de Gamers. Gust ocasionalmente saca otros juegos, siendo Blue Reflection uno de ellos, y aunque sus gráficos fueran regulares y su jugabilidad algo bizarra, su concepto y arte lo hacen un juego bastante memorable. Lo suficiente para que hayan decidido sacar secuela, acompáñanos para ver si este nuevo titulo vale la pena.

Una narrativa competente

La historia comienza con la protagonista Ao, la muy leloida reprobó algo, así que se dirige a una clase de recuperación durante las vacaciones de verano. Pero, tan pronto entra en la escuela, se da cuenta de ahora está en otro mundo, donde pareciera que el edificio de la escuela existe por sí mismo, rodeado de aguas interminables, poblado únicamente por tres chicas que no recuerdan nada. Al parecer, la llegada de Ao provoca un cambio en este mundo hasta entonces inmutable, ya que de la nada aparece una zona completamente nueva, y cuando las chicas la exploran descubren que pueden conjurar armas para luchar contra las bestias de la zona, recuperar sus recuerdos perdidos y hacer que otras chicas (también sin recuerdos) aparezcan en este mundo. Pronto se hace muy evidente que la nueva zona está vinculada a uno de los recuerdos de Ao, y poco a poco van apareciendo más zonas, cada una de ellas vinculada a alguien, que sirven como mazmorras del juego. El por qué de todo esto y los problemas que conllevan me parece un concepto muy original y bastante bien contado, no te contaré más de la historia para no entrar en spoilers, pero debes saber que es un apartado bien logrado, los clichés anime que se suelen ver en este tipo de juegos están más ligados a las expresiones de los personajes que al núcleo de la historia en si, cosa que se agradece.  

También te puede interesar nuestra Reseña de Atelier Ryza 2.

Blue Reflection: Second Light trailer shows characters, magical girl battles

Y es que la historia del primer juego era hasta vacía, dando largas durante el 90% del tiempo de juego antes de contarte toda la trama en el último minuto, la historia de Second Light consigue ser realmente interesante, no sólo relativamente. Además, mientras que la mayoría de los personajes secundarios del primer juego daban la sensación de desvanecerse y convertirse en poco más que NPCs estorbosos en cuanto se acababa su minúsculo tiempo de protagonismo, este problema se soluciona de lleno en Second Light, y todos los personajes siguen siendo relevantes a lo largo del juego. 

Progresión equilibrada

El juego se divide prácticamente en dos secciones: La escuela y las mazmorras. En la escuela, el jugador recibe misiones secundarias, fabrica objetos, se relaciona con otros personajes, y construye instalaciones en torno a la escuela que proporcionan bonificaciones como potenciadores, etc. Esto abarca buena parte del juego, y un jugador que desee ver todo el contenido podría pasar horas sólo haciendo este tipo de eventos.  

Además del infaltable sistema para subir de nivel a través del combate, los personajes también adquieren poder a través del sistema de “Talentos”, comprando habilidades y destrezas con los Puntos de Talento que se obtienen al completar las misiones secundarias o llevando a cabo eventos de vinculación. Con todo esto también puedes producir Fragmentos, equipamientos que dan a los personajes bonificaciones de todo tipo. 

El jugador necesita crear materiales para construir las instalaciones que mencioné anteriormente, y tanto la artesanía como la construcción están muchas veces vinculadas al progreso de la historia. Además de los materiales, el jugador puede fabricar objetos consumibles para utilizar sus ventajas en combate. Al fabricar un objeto, debes elegir a cuatro personajes para que participen en la fabricación, y las habilidades de estos, aprendidas a través del sistema de talentos, influyen en los objetos acabados: Esto marcará una diferencia significativa, reforzando los efectos, cambiándolos o añadiéndole más. Esto recuerda bastante a la alquimia de la saga atelier, pero simplificado. 

La construcción de instalaciones es aún más sencilla: Solo tendrás que preparar los materiales necesarios y asignar ubicación. Pero hay un número determinado de espacios disponibles para las instalaciones, por lo que debes ver lo que hay y averiguar qué combinaciones son mejores. Afortunadamente, una vez que se construye una instalación, la posees permanentemente: Si se retira, simplemente se envía a un almacén y se puede volver a sacar en cualquier momento sin ningún tipo de coste. 

En cuanto a los enemigos, estos pueden verse en el campo, y al tocarlos o golpearlos, se inicia una batalla. Si le das el golpe por la espalda, comienzas la batalla con ventaja. Ao  puede entrar en un modo de sigilo, que muestra los conos de visión de los enemigos en el campo a costa de moverse más lentamente. Esto permite al jugador escabullirse entre los enemigos o averiguar el mejor ángulo de aproximación para golpearlos por detrás.

Quizá te interese nuestra Reseña de Fairy Tail, el juego

Combate ágil, pero estratégico

El combate en Blue Reflection: Second Light se basa claramente en el sistema de tiempo semi-real visto en Atelier Ryza. Los iconos correspondientes a los personajes se deslizan por una barra que indica cuántos Puntos de Éter (PE) pueden gastar en acciones, y cada personaje comienza una batalla con un Nivel de Engranaje que designa el número máximo de PE que puede ahorrar: Por ejemplo, un personaje de nivel de equipo 1 sólo puede ahorrar hasta 1000 PE y, por lo tanto, no podría utilizar habilidades que cuesten más de 1000 PE, mientras que un personaje de nivel de equipo 3 podría ahorrar hasta 3000 PE y no sólo utilizar habilidades más caras, sino también utilizar habilidades más baratas sucesivamente (como tres habilidades de 1000 PE seguidas). 

Cada acción que realiza un personaje aumenta su Nivel de Engranaje y también la velocidad a la que aumenta su PE, y cuando un personaje alcanza el Engranaje 3 se transforma en su forma de Reflector. 

Es importante saber que puedes tomar el control de tres personajes de primera línea y uno de apoyo. Cada personaje tiene un botón asociado que se puede pulsar para que aparezca su menú de acción, y el tiempo se detiene cuando los menús están abiertos, lo que permite al jugador planificar acciones y encadenarlas. Esto da lugar a batallas que, a pesar de ser de ritmo rápido y en tiempo semireal, consiguen tener un alto nivel de planificación estratégica. El juego también tiene en cuenta a los jugadores menos inclinados a disfrutar de este tipo de juego, ya que existe una opción para activar el combate automático para dos de los miembros del grupo, de modo que el jugador sólo tenga que tomar el control de uno, justo como pasa en Atelier Ryza. 

Una característica interesante del sistema de combate es el modo “Uno contra uno”, disponible durante las batallas contra los jefes. Este modo puede activarse si el jugador consigue hacer vacilar al jefe y luego destruye las barreras que aparecen, en cuyo caso el modo comienza con el jugador en ventaja, o a la inversa, si el jefe lo hace con el jugador, éste se encuentra en desventaja. 

Una característica importante del sistema de combate es que los ataques sucesivos hacen que se acumule una barra, que proporciona al jugador importantes mejoras de daño a través de un multiplicador que aumenta junto con los combos: El tercer ataque de un combo hará 1,5 veces el daño, mientras que el décimo hará 3,25 veces el daño. Por tanto, es importante mantener el combo, pero los enemigos utilizarán ataques especiales que lo anulan. Es tu deber meter la estrategia habilidades especiales que defienden el medidor de combo de los reinicios. 

Una mejora mayúscula

Second light es definitivamente una mejora mayúscula en comparación con su predecesor; La jugabilidad es fantástica, las batallas están mejor equilibradas y son mucho más divertidas. Los tiempos de carga son buenísimos, nosotros lo jugamos en una Switch, y todo corre como mantequilla, sin embargo, con los sistemas más potentes los tiempos de carga llegan a ser inexistentes, hasta el punto de que, si quieres leer el lore que a veces se muestra en pantalla, probablemente no podrás hacerlo, aunque por fortuna estas entradas también están disponibles en el menú. Dicho todo esto, Second Light sigue teniendo sus propios problemas. 

Fallos pequeños, pero notables

Aunque el sistema de combate es fantástico, hay algunos problemas menores impiden sea mejor de lo que pudo llegar a ser. A pesar de la importancia del sistema de combos, la cantidad de personajes con habilidades que se bloquean contra los reinicios es muy escaso, por lo que la necesidad de incluir siempre al menos un personaje de este tipo da la sensación de limitar las combinaciones del grupo. 

La peor parte del juego, sin embargo, son las secuencias de sigilo. El jugador tiene que utilizar el modo de sigilo para observar a los enemigos y escabullirse alrededor de ellos, escondiéndose detrás de los objetos del camino, hasta ahí todo normal. Por desgracia, muchos aspectos importantes de sigilo están mal implementados: Los campos de visión de los enemigos no indican cómo se ven afectados por la cobertura, y puede no estar claro si un objeto es suficiente para esconderse de un enemigo. Las diferencias de altura hacen que sea difícil averiguar la amplitud del campo de visión de un enemigo.  

Además, mientras que algunos enemigos patrullan por caminos fijos, otros se mueven de forma aleatoria, lo que hace que algunos segmentos no sean una cuestión de habilidad, sino una bizarra riña contra el azar, con enemigos que caminan descaradamente detrás de la cobertura para detectar al jugador, o que miran fijamente a la parte superior de la escalera que el jugador tiene que subir durante minutos. La única penalización por fallar en las secciones de sigilo es ser enviado de vuelta al punto de control, pero estos son escasos y se encuentran a la larga. Jugar estas partes se vuelve pesado, nada satisfactorio y evidentemente artificial. 

Blue Reflection: Second light verá la luz en Nintendo Switch, PS4 y PC |  Videojuegos | LOS40

Por suerte, la gran mayoría de las secuencias de sigilo están relegadas a misiones secundarias, y las que están en la historia principal no son ni de lejos las peores, pero aquellos que gustan de pasarse los juegos al 100% la pueden pasar mal aquí.  

Musicalmente magistral

La banda sonora sigue siendo maravillosa: sólo que la mayoría de los buenos temas son melodías relajantes, a diferencia de los emocionantes temas de batalla de alto impacto que encontré del primer juego, que son más memorables. La música también reutiliza mucho más los motivos del tema principal de Blue Reflection, lo que contribuye a que la banda sonora en su conjunto tenga su propia identidad. 

Un gran acierto por parte de Koei Tecmo

Gust tiene fama de hacer juegos de rol “cómodos”, y Blue Reflection: Second Light podría ser el epítome de este género. El juego tiene una fuerte sensación de “Chill”, y el mundo cerrado, un escenario que no es raro en otros medios japoneses pero que rara vez se ve en videojuegos que no sean novelas visuales, hace que la experiencia sea muy distintiva. A pesar de algunos fallos, Blue Reflection: Second Light se perfila como uno de los mejores juegos de Gust hasta la fecha, con uno de los mejores diseños artísticos y musicales que han sacado, una jugabilidad relativamente bien pulida, un sistema de combate muy divertido, grandes personajes y una ambientación muy distintiva. Por lo que, en definitiva, se trata de un juego que Vale La Pena.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *