The Northman, ¿Vale la pena?

¡¡Comparte donde quieras!!

The Northman

8.4

Historia

7.0/10

Fotografía

8.5/10

Música

10.0/10

Actuaciones

8.0/10

Pros

  • La fotografía
  • La música
  • Anya Taylor-Joy (me encanta la morra)

Contras

  • La química entre personajes

Los vikingos están de moda, y yo no podría estar más feliz. Ya sea en series como Vikings o juegos como Valheim o Assassin’s Creed: Valhalla, parece haber un renacimiento en el interés por esta cultura que, pese a su corta duración, fue decisiva en más aspectos de la historia de lo que parece.

El original siempre será mejor

The Northman, dirigida por Robert Eggers (The Witch, The Lighthouse) trata una historia que a lo mejor les suena. Un joven príncipe, Amleth (Oscar Novak como Amleth niño, Alexander Skarsgård como adulto) ve a su padre morir traicioneramente a manos de su tío Fjölnir (Claes Bang). Escapando por poco de la muerte, el príncipe desterrado se vuelve un hombre sediento de venganza con un único objetivo: vengar a su padre, salvar a su madre, y matar a su tío.

Si esta trama les suena peligrosamente similar a The Lion King, o de plano, a Hamlet, Príncipe de Dinamarca, de Shakespeare, es porque lo es.

Y es que ahí les va: Amleth, o Amlóði en el islandés antiguo, es una leyenda contenida en el Gesta Dannorum de Saxo Grammaticus, en el siglo XIII.

Amleth en un manuscrito del siglo XVII

Obviamente, cuando llega Shakespeare dos siglos después y latiniza la obra, es cuando la leyenda se vuelve más popular. Amleth pasa a ser Hamlet, Gudrún pasa a ser Gertrudis, Feng pasa a ser Claudio, y así sucesivamente.

En este sentido, pese a que la película abreva más de la leyenda de Amleth de Grammaticus, obviamente, al ser una adaptación, se toma algunas libertades.

Cabe destacar también que The Northman tiene una narración muy solemne y educada, en un tono serio que en ningún momento deja a la película.

Las actuaciones, como cabe esperar de actores de renombre, son buenas en general, sobre todo de parte de Claes Bang, Nicole Kidman, Ethan Hawke y Willem Dafoe, quien nunca decepciona. Incluso Björk, en su interesante y atinado cameo, logra lucirse.

Quizá mi punto flaco con las actuaciones es la nula química entre Alexander Skarsgård y Anya Taylor-Joy. Su romance en la película me resulta extremadamente poco creíble. No ayuda que básicamente se “enamoran” luego de dos líneas de diálogo. Pero incluso estos dos por separado actúan excelente, sobre todo Taylor Joy con un acento eslavo.

The Northman
Skarsgard como Amleth y Taylor-Joy como Olga

La banda sonora

La banda sonora es un deleite. Un ensamble de tagelharpas, liras, tambores y cuernos que se mueven pesadamente, acompañando el ambiente sombrío de la película.

Es de hacer notar en este sentido que tanto Robin Carolan como Sebastian Gainsborough logran capturar la esencia de la antigua música escandinava, lenta grave y solemne que dan más vida al sombrío y desolado (aunque hermoso) paisaje islandés.

La fotografía

La fotografía es buenísima, sin llegar a ser memorable salvo algunas excepciones. Los tonos grises se manifiestan de manera omnipresente. Además, Eggers hace uso de paneos y uno que otro plano secuencia que le dan un aire casi de cómic, en tanto que busca mostrar una escena completa en poco tiempo, en un solo cuadro.

De alguna manera, también el desplazamiento horizontal, siempre a la derecha, recuerda el modo de lectura del tapiz de Bayeux. De ser el caso, esto es un gran guiño.

Aquí también menciono y alabo su gran precisión con la cultura vikinga. Desde la ausencia de cuernos en los yelmos, los rituales berserker, hasta la alteración dental en una escena específica.

En suma, si bien The Northman no descubre el hilo negro en cuanto a historia, el feeling escandinavo está en su punto, se trata de un buen bosquejo de cómo era la cultura escandinava.

Para los fans y conocedores de esto, les resultará un deleite, para el espectador general, quizá la historia le parezca cliché pero las batallas y el drama resultará atrapante.

Y esto fue todo por la reseña de esta ocasión. Checa otras notas de cineseries y gaming. No olvides seguirnos en TwitterFacebook y YouTube.

Los vikingos siempre fueron cool, y ser cool #EsDeGamers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.