Animal Crossing: New Horizons – ¿Vale la pena?

0

Está bien, está bien. Por una vez, voy a dejar de ponerme tan sentimental y/o político, porque, aunque Animal Crossing: New Horizons representa una de las trampas más grandes del capitalismo, debo decir que es extremadamente divertido. Sé que nos tardamos mucho en traerles esta reseña, pero la verdad es que con tantas cosas por hacer y descubrir, fue hasta ahorita, después de 237 horas jugándolo, que puedo decir que me siento bien para hablarles de él.

Animal Crossing llegó como anillo al dedo para acompañarnos en estos momentos tan difíciles, aunque la curva esté aplanándose en muchas ciudades y países del mundo, esto aún no termina. Si alguna vez fue momento de un videojuego que nos permite subirnos a un avión para vivir en una isla paradisiaca alejada de la sociedad, es ahora. Explorar nuevos horizontes son mis vacaciones.

Bienvenido a tu nueva vida

Animal Crossing: New Horizons no se separa para nada de sus anteriores cuatro juegos. Con la nueva premisa de una isla desierta, tu aldeano, una suerte de niño/adulto humano, decide subirse a un avión y mudarse con los animales. Todo esto es parte de un proyecto del ya famoso Tom Nook, un mapache dueño de una corporativa constructora, de la cuál no sabemos mucho; ni siquiera como hace tanto dinero.

Al llegar a la isla todo es belleza y diversión, mientras Tom Nook te pide a ti y a dos animales vecinos, poner sus tiendas de acampar y preparar una fiesta para recibir a la nueva isla. Al igual que tú, tus nuevos vecinos te contarán de cómo llegaron a la isla para poder escapar del terrible día a día que vivián en la ciudad… y no podríamos estar más de acuerdo.

Animal Crossing New Horizons presenta nuevo trailer - Pl4yers.com

¿Es mi responsabili…? ¡¿Qué?!

Tú te vuelves el portavoz de la isla, aquel que se encargará de que sus vecinos, y futuros amigos, se encuentren contentos y en su mejor estado. Sin embargo, la belleza acaba cuando la realidad pega; mudarse a una isla paradisíaca no es gratis, ahora estás cargado de deuda, y Tom Nook lo sabe.

Entonces, el juego comienza su gameplay nuclear. Deberás pagar tus deudas, haciendo crecer tu isla, sin presión alguna y de la forma que quieras; podrás pescar o atrapar insectos, incluso desenterrar fósiles y venderlos, o donarlos al museo local, llenar tu isla de árboles frutales, construir un montón de muebles para distintos gustos, viajar a nuevas islas o tan solo encargarte de hacer de tu casa tu paraíso personal. La personalización del espacio y las posibilidades son los puntos más altos de New Horizons.

Animal Crossing New Horizons: How to Build the Museum | USgamer

Las horas del reloj correrán al igual que en la vida real, es decir, si son las seis de la tarde en la vida real, también lo serán en el juego, aunque esto puedes modificarlo moviendo el reloj de tu Switch (pero no le digan a nadie, muchos lo consideran trampa). De esta forma, tus vecinos animales también tienen horarios. Las tiendas cerrarán a ciertas horas y tus vecinos podrán estar durmiendo o simplemente encerrados en su casa.

Animal Crossing: New Horizons' Review: God of the Sandbox

Siempre sentirás una satisfacción sin precedentes al atrapar un nuevo insecto o pez, conversar con tus vecinos, recibir regalos o simplemente ver la llegada de alguien nuevo. Aquí uno de sus mejores elementos, si lo tuyo es lo tierno, en Animal Crossing, hay 391 vecinos distintos, con historias y actitudes diferentes. Desde osos, venados o águilas, hasta pulpos, avestruces y pavorreales. Puedes elegir si vienen a tu isla y después de un tiempo, deberás decir adios.

En el mar, la vida es más sabrosa

Animal Crossing: New Horizons, al igual que sus predecesores, son juegos para relajarse. La dificultad se encuentra resguardada en nuestra creatividad y en el tiempo que invertimos en crear cosas nuevas.

Animal Crossing New Horizons: Best Player-Created Clothes

Como dije antes, las posibilidades de personalización son, prácticamente, infinitas. New Horizons, contiene un nuevo sistema de personalización de vestuario, donde con pixel art podrás crear casi cualquier prenda que quieras y vestir a tu aldeano con ella. También, puedes dejarles la opción a tus vecinos de usarlo, colgando tu prenda en la boutique de las hermanas Manitas, Pili y Mili.

De igual forma, podrás terraformar tu isla a tu gusto, cambiando el pasto por cemento, rediseñando ríos, riscos o convirtiéndola en algo totalmente plano. Allá afuera puedes encontrarte islas increíblemente complejas, como recreaciones de calles en Tokio o tierras mágicas, donde hasta ahora, no entiendo como lograron crear un castillo.

Ay pero… ¿qué veo?

Todo esto es mejorado con la nueva resolución gráfica, pues New Horizons es el primer juego en la saga, en tener HD. New Leaf, su última entrega, funcionaba en la pantalla diminuta de 240 pixeles de un Nintendo 3DS. Ahora, los bichos y peces han pasado de ser puntos o líneas, a animales distintivos, con colores vibrantes. Por primera vez, un ciempiés no es una línea negra y puedo ver todas sus asquerosas patas.

La paz y el amor reinan en la isla, aprovechando sus nuevos gráficos para crear ambientes excepcionales y llenos de maravillas, dándole a tu escapada a una isla paradisiaca un montón de vida. Aún recuerdo aquellos primeros días, donde me dirigí hacía una pequeña ensenada al noreste de mi isla, solo para poner mi primera silla y sentarme a ver el atardecer, mientras la minimalista música me acompañaba.

Animal Crossing Animal Crossing New Horizons GIF - AnimalCrossing ...

¡Ya no quiero otro cuarto, Tom Nook!

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas. Muchas veces la creatividad se te acaba o se te pasa el día y no puedes llegar a tiempo para la apertura de las tiendas, se vuelve un poco deprimente que, aunque ya hayas construido un parque con juegos, no puedas usarlo. Si actúas en exceso y te gastas las actividades de 3 días en uno solo, el juego puede tornarse una experiencia extremadamente tediosa, que puede alejarte por completo de su calma y llevarte directo a la frustración.

Uno de sus más grandes problemas se presenta en la conectividad online, que, hasta ahora, Nintendo no a demostrado dominar dentro de sus videojuegos. Si abres tu isla a nuevos visitantes, cada que uno entre el juego se detendrá, esperando a que el otro jugador se conecte. Siempre enviándote a una cinemática que se repetirá cada vez que alguien te visite. Esto ocurre por jugador, así que, si cuatro amigos te visitan, más vale que se consigan una buena hamaca para esperar a jugar.

Animal Crossing: New Horizons' multiplayer guide: How to play with ...

Si eres de los jugadores que se inspiran solo con momentos llenos de adrenalina o una gran historia por contar, puede que Animal Crossing no sea un videojuego para ti. Ya que, aunque la presentación viene como un “haz lo que se te antoje”, en realidad si existe un objetivo preciso; mejorar tu isla para que sea la más increíble de todas y muchas veces, este pesado trabajo puede ser uno de sus más grandes problemas.

Aunque por primera vez en la franquicia podemos terraformar y modificar lo que sea en nuestra isla, esto no viene gratuitamente. El sistema de personalización llega a ser horriblemente tardado e inexacto, pues es la posición de tu personaje, sin guía alguna, la que decide donde acomodarás lo que tengas en manos. Tendrás que repetir muchas veces para lograrlo a la primera. Pero, la buena noticia es que esta vez tienes todo el control para decidir dónde va qué cosa. Así, un nuevo vecino no vendrá a instalar su casa en el patio que tanto te costó construir.

Explora tu isla — Animal Crossing: New Horizons para la consola ...

En fin, todos los viajes se terminan

A pesar de sus problemas, Animal Crossing: New Horizons, continúa siendo mi manera favorita de bajar mi ansiedad. Lentamente la calma llega cuando le pongo agua a mis plantas, crafteo una nueva pieza de mueblería o converso con mis vecinos favoritos y les regalo objetos, incluso a aquellos que no me agradan tanto. Cumple con esa antigua promesa de los videojuegos, “un escape a otra realidad”.

En muchos momentos me encontré levantando mi cabeza después de, lo que yo creía, una corta sesión de juego y veía que las horas enteras habían pasado. Pero las cosas que ocurren en el mundo hacían que mis malos sentimientos regresaran y lo único que quería hacer, era quedarme en mi isla, a sentirme feliz, un rato más.

Si te gustó leer esta reseña puedes checar muchas más aquí, estoy seguro que encontrarás un juego de tu agrado. También puedes checar nuestro canal de YouTube, donde encontrarás mucho más material y curiosidades. No olvides darte otra vuelta por esta, tu isla del paraíso gamer, #EsDeGamers.

Comentarios gamers

comments

Otros posts del autor:

About author
Andrews

Andrews

Más grande que un charal, pero más pequeño que una sardina. Lo encontramos naufragando en Reditt, lo recogimos para ver qué pasaba. Ahora, acá está y no sabemos cómo sacarlo.