Samurai Warriors 5: Un musou refrescante ¿Vale la Pena?

¡¡Comparte donde quieras!!

Samurai Warriors 5

8.9

Gameplay

9.0/10

Graficos

9.0/10

Historia

8.5/10

Durabilidad

9.0/10

Pros

  • Es un juego lleno de acción
  • Es un juego con historia
  • Es una buena continuación
  • Tiene muchos personajes
  • Es divertido

Contras

  • Es repetitivo

Los juegos tipo Musou son un caso bastante particular, ya que ninguno ha sido especialmente exitoso, pero tienen una base de seguidores muy grande y muy fiel. ¿Por qué? Bueno, descargar adrenalina sin dañar al prójimo y macheteando cibersoldados, siempre es satisfactorio y reconfortante, además de que tienen historias bastante interesantes. Koei Tecmo sabe esto perfectamente y junto con Omega Force nos traen el más reciente Musou: Samurai Warriors 5.  Un grandioso título lleno de acción y violencia que pule el género sin modificar su esencia. Y no, no habrá nada de spoilers. 

Samurai Warriors 5

Una historia enganchante 

Quiero abarcar este tema, antes que nada, puesto que en esta entrega hay un enorme cinco, muchos deben estar preguntándose “¿Debo jugar los otros 4 para entenderle?”, y me complace mucho decirles que no, no es necesario.

Samurai Warrios 5 se desarrolla en el periodo Sengoku de japón, durante los años de juventud de los más grandes y queridos personajes de la saga, podría decirse que es una precuela o una reimaginación de la primera entrega, estrenada en el 2004. Todo sucede desde la perspectiva de los 2 personajes más veteranos y queridos: Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi. Japón es un caos, puesto que los grandes líderes tratan de dominar el territorio y reinar sobre todas las cosas, incluido Nobunaga Oda, un maestro del combate, quien buscará aliarse con quien crea conveniente y destruir a quien crea demasiado peligroso. 

Samurai Warriors 5 historia

La narrativa puede parecer caótica al principio; comienza con un resumen de lo que acaba de suceder contado bajo la voz de un narrador, seguido por una cinemática muy bien trabajada que logra transmitir la acción de lo que se avecina o por una secuencia de conversación entre los personajes. Estas últimas dos pueden variar en orden dependiendo del escenario. Y si, vas a leer bastante, pero es una de esas historias que van tomando cada vez más fuerza con forme va avanzando y logra engancharte a los personajes. Recomiendo no perder detalle, ya que existen varios giros argumentales que enriquecen mucho la experiencia.  

Visualmente renovado 

Así es, Samurai Warriors tuvo una reinvención también en su apartado gráfico y la verdad es que lo agradecemos muchísimo, puesto que es mejor en todos los sentidos.  Al ser ambientado en la época Sengoku de japón, el equipo de desarrollo decidió hacer de la estética lo más nipona posible. Se trata de una mezcla entre pinturas de tinta tradicionales de Japón y el dibujo manga el puro estilo Blade of the inmortal, una fusión brutal y excelentemente bien llevada al 3D, con animaciones fluidas y orgánicas.  

A pesar de que lo jugamos en una Nintendo Switch, la optimización nos sorprendió mucho, pues a diferencia del reciente Hyrule Warriors: Age of Calamity, que en su lanzamiento estaba plagado de fallos en el rendimiento, Samurai Warriors apenas tiene bajones de frames, esto solo en situaciones muy específicas (un ataque especial lanzando por varios personajes al mismo tiempo) y además solo en el modo de sobremesa. En portátil se juega muy fluido, fue esta modalidad mi favorita sin duda, como dije anteriormente, ambas se ven bien y corren bien, pero el modo portátil es simplemente sorprendente.  

Y por lo que hemos podido ver, el resto de plataformas donde se podrá jugar también corre como mantequilla.  

Samurai warriors 5 graficos

Un Gameplay violento  

El apartado más importante en un título como este es su jugabilidad, y en el caso de Samurai Warriors es brutal y plagado de acción, abriendo paso a una vertiginosidad siempre ascendente, el ritmo nunca baja.  

Tenemos 2 botones con los cuales accederemos al ataque ligero y al ataque pesado, son los que más usarás y para nuestra sorpresa, la cantidad de combos que puedes hacer con ellos es aceptable. También está un botón con el cual accederemos a un menú desplegable con distintas habilidades equipables que iras desbloqueando con forme avances; tenemos cosas como un potenciador de agilidad, un potenciador de salud, ataques varios (como uno donde el personaje salta y cae con un ataque en circulo devastador), etc. Todos se equipan antes de la batalla y tienen un tiempo de enfriamiento antes poder utilizarlas de nuevo. Tenemos un botón para defendernos y por último otro botón para el ataque especial (el más potente de todos). Con esto ya conoces las acciones más básicas dentro del juego, el resto de mecánicas parte por completo de ello y se trata de descubrir tu estilo de combate.  

Sabemos que un musou consiste en recorrer escenarios considerablemente grandes en los cuales deberemos cumplir distintos objetivos primarios o secundarios, y limpiar las zonas de las hordas de enemigos, los cuales en su mayoría estarán ahí para ser completamente masacrados, sin apenas hacerte daño. Pero eso no significa que el reto sea inexistente, ya que el verdadero peligro está en los líderes, los cuales, si pueden darte mucha guerra y te harán usar la cabeza, pasando de atacar como un desquiciado, a defenderte y pensar tu siguiente movimiento. Esto es importante y positivo, porque logra un gran balance entre sentirse el cómo todo un pro sin nada que te pare, a sentirse amenazado por los líderes del ejercito que estás masacrando, arreglando así la supremacía monótona que se podía llegar a sentir en el resto de títulos.  

La personalización que le puedes dar a los más de 20 personajes jugables (disponibles conforme avances) es muy amplia. Existe un árbol de habilidad dentro del cual podremos ir repartiendo puntos para mejorar combos y estadísticas, estos puntos se obtienen subiendo de nivel a dicho personaje. Además de poder subir la maestría de cada arma con cada personaje, para aumentar su poder independientemente de cuál de las 8 katanas que tienes utilices, pero no se queda hasta aquí, puesto que podrás mejorar cada arma de forma individual para aumentar sus estadísticas especiales. Una amplia gama de mejoras para cada apartado que da para horas y horas de juego.  

Modos de juego 

Contamos con 2 modos de juego, el principal “My castle”, que funciona como punto de partida para la historia. Dentro de este encontraremos 5 apartados: March, para pasar a la acción y avanzar en la narrativa, Dojo, para personalizar y mejorar a tus personajes, Blacksmith, para mejorar tus armas, Shop, para comprar y vender objetos, y por último Stables, para mejorar a tus caballos, los cuales se usan mayormente para atravesar largas distancias en los mapas.  

Tenemos el submodo “Citadel”, dentro del cual pueden recoger recursos que se pueden utilizar para mejorar las distintas construcciones en el menú “My Castle”. Las batallas de este modo consisten en que protejas tu base derrotando a los enemigos que se acerquen. Aparecerán muchas misiones a lo largo de la batalla y al completarlas obtendrás una puntuación basada en el tiempo que se tarde en terminar la batalla, por lo que podríamos decir que es un modo tipo arcade, pero con recompensas para el modo principal.  

Con estos modos y todo lo que conlleva completarlos, Samurai Warriors 5 te asegura más de 25 horas de juego.  

Un musou eficaz 

Si duda alguna Samurai Warriors representa un avance para los juegos tipo Musou, no a pasos agigantados, pero si con aportes que refrescan la fórmula y lo hacen mucho más orgánico al control, a los visuales y a la progresión.  

Una grata experiencia que puede funcionar como un desestresante natural, pero que no carece de reto. Aquí recomendemos ampliamente adquirir Samurai Warriors 5 en cualquier plataforma, por lo que definitivamente es un título que Vale la Pena.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.