Raya y el último dragón ¿vale la pena?

Hace 500 años, en la misteriosa tierra de Kumandra, humanos y dragones vivían en armonía; pero todo cambió cuando  los Druun atacaron. 

Los Druun, oscuras criaturas mágicas que tenían el poder de convertir en piedra a humanos y dragones por igual, estuvieron muy cerca de aniquilar a toda la población de Kumandra, pero Sisudatu, la última dragona que seguía con vida, concentró toda su magia en una gema tan poderosa que con ella logró derrotar a los Druun, los humanos convertidos en piedra volvieron a la normalidad… pero los dragones no.

La gema se volvió el objeto más codiciado de Kumandra; con los dragones desaparecidos, la humanidad se fragmentó e inició una guerra por la posesión el último remanente de la magia de los dragones.

Ahora, Raya, la recientemente nombrada “guardiana de la gema”, jura proteger el secreto de su ubicación, lo que no será fácil, ya que su padre ha convocado a los representantes de todas las tierras de lo que antes era Kumandra, con la idea de volver a unificarlos como un solo pueblo. Y, bueno, las cosas no salen bien.

Ésta es la premisa de la más reciente producción de Disney Animation Studios: “Raya y el último dragón”: dirigida por Don Hall y Carlos López Estrada y escrita por Qui Nguyen y Adele Lim, este largometraje animado se estrenó el 5 de marzo en cines selectos y a través del servicio Premier Access de Disney+.

Parece que a Disney le sigue costando trabajo concretar sus ideas cuando no tienen a Pixar a un lado, “Raya y el último dragón” no es para nada una película mala, la animación, como siempre, es extraordinaria; visualmente es un gran espectáculo, la música (compuesta por James Newton Howard) pasa de épica a conmovedora sin mayor problema. Pero hay algo en los personajes que no termina de convencer, además de la trama misma, y la estética, y la esencia de la película; y es que todo parece un enorme trabajo de reciclaje, sin ser una mala película –insisto-, “Raya y el último dragón” está llena de elementos que ya vimos, que ya conocemos, que no sorprenden para nada, pero que cumple con su rol de película familiar. 
A diferencia de Pixar, cuyas producciones parecen tener más impacto en la gente mayor, la historia de Raya y Sisu sí se enfoca en un público meramente infantil al tratar el tema de la confianza y la falta de ella; volviéndose de esta manera, una cinta muy actual (que hasta muy sutilmente -no es tan sutilmente- podría incluir personajes de la comunidad LGBT) y que al final nos deja con la reflexión de que es justo en los momentos de mayor crisis, en los que no se puede confiar en nadie, cuando lo más heroico posible es dar el primer paso, y confiar.

Unos cuantos momentos cómicos, un par de buenas secuencias de acción, un par de personajes muy tiernos, otra nueva princesa Disney fuerte, independiente, que no necesita ser rescatada, pero todo opacado por una edición ruda y esa incómoda sensación que queda, después de sus 107 minutos de duración, de “esto ya lo había visto antes”.

“Raya y el último dragón” es “Avatar”, es “Mulan”, es “Kubo and the two strings”, hasta es “The Legend of Zelda Breath of the Wild” y “Spyro”. 
Definitivamente no es la película más original, pero tampoco pretende serlo, cumple con su objetivo de entretener (y de manera sumamente efectiva), pero llegó en un momento complicado, con las salas de cine teniendo accesos tan restringido,  la proyección masiva la ha tenido a través de Disney+, en la que tiene un costo de renta de $320 MXN, también la puedes ver si estás suscrito a Premier Access (nadie está suscrito a eso),  y aquí es donde se presenta su mayor problemática; como renta o si ir de manera presencial a una sala de cine son opciones viables para ti y para tu familia, lo más probable es que no te decepcione.

Si quieres saber más de Disney+ o, tal vez, darle una prueba da clic aquí.

Y esa es nuestra reseña de la película “Raya y el último dragón”, no olvides dejar tu like en Facebook y suscríbete a nuestro canal de YouTube para más contenido similar y lo más importante, no olvides que ser cool, #EsDeGamers.

Si este artículo fue de tu interés, probablemente quieras leer: Disney+ logra meta de suscripciones 3 años antes de lo previsto

Comentarios gamers

comments