Marvel: Behind the Mask

¡¡Comparte donde quieras!!

En años recientes –siendo honestos, principalmente debido a las películas-, el superhéroe ha ganado popularidad masiva en todo el mundo; ahora forma parte de nuestra vida diaria. Todos nos emocionamos cuando el Capitán América peleó usando el martillo de Thor, todos nos conmovimos con el desgarrador  “no me quiero ir, señor Stark” o el ya legendario “… y yo, yo soy Ironman”. Todos estamos al pendiente de noticias sobre nuevas películas, nuevas series, casteos, escándalos, teorías y es totalmente común ver a personas que nunca han leído un cómic en las salas de cine usando playeras de “Team Cap”. Pero no siempre fue así.

Hasta hace muy poco, el superhéroe estaba relegado al cómic, y el cómic a su vez era consumido casi exclusivamente por niños y adolescentes poco populares, callados, tímidos y con pocas o nulas cualidades atléticas. Leer cómics era mal visto, criticado y motivo de burla –y no hablemos de disfrazarse como superhéroes—Y es que justamente estos lectores de cómics, rechazados, alienados, victimas de acoso –entre otras cosas-, encontraron en el superhéroe un ejemplo de superación aspiracional que Marvel Cómics supo canalizar creando personajes con los que el lector podía identificarse, no en la faceta de súper hombre, sino a través de personajes que tenían los mismos problemas o algunos peores pero que aún así, no les impedían derrotar al villano de esa semana. Los superhéroes también sufrían de acoso en la escuela, tenían problemas de dinero, alcoholismo, eran rechazados e incomprendidos por la sociedad, estaban fuera de lugar pero, conscientemente o no, realizaron hazañas que trascendieron las páginas de las historietas inspirando y motivando a la gente durante tiempos de importantes transiciones sociales, económicas y políticas, e incluso durante cruentas guerras; y esta es precisamente la temática que aborda el documental “Marvel: Behind the Mask”, una producción original de Disney+ que se estrenó hace unos pocos días y que está disponible en todo el mundo.

A través de entrevistas y anécdotas de escritores, ilustradores, editores y otras figuras relevantes de una incipiente industria del cómic, conoceremos la relevancia de la figura arquetípica del superhéroe como metáfora de superación ante la adversidad, desde la mítica primera portada del Capitán América propinándole tremendo puñetazo ni más ni menos que a Adolfo Hitler –un líder de estado convertido en el villano definitivo-, hasta la sutil pero cada vez más importante presencia en las viñetas de gente de raza negra –e incluso soberanos superhéroes- en un momento en que el Ku Klux Klan estaba resurgiendo con fuerza en los Estados Unidos.

Hoy, en un año 2021 en el que es común hablar de inclusión, de diversidad, de empoderamiento; es un buen momento para recordar que nuestras historias, en este caso específico, las de los cómics, han abordado esos mismo temas y han logrado grandes avances para promover la igualdad al mismo tiempo que motivaron e inspiraron a muchas personas para, igual que sus personajes favoritos, superar sus obstáculos y derrotar a sus propios villanos.

Usando paralelismos entre los ahora famosísimos y populares X-Men y la comunidad LGBTQ; con ejemplos de mujeres fuertes e independientes -que no eran personajes de relleno, ni interés romántico del protagonista ni damiselas en peligro-, sino Capitanas Marvel poderosas y heroicas, el documental aborda el lado humano del alter-ego al que Marvel cómics dio especial importancia.

Con apenas un poco más de una hora de duración, el documental dirigido por Mike Jacobs narra la evolución del cómic en relación a las problemáticas sociales que se han presentado desde hace generaciones y que todavía hoy están vigentes, y cómo, en respuesta a esas problemáticas, se crearon personajes como Black Panther (de raza negra), Miles Morales (latino) o Kamala Khan (musulmana).

Irónicamente, el cine de superhéroes se ha menospreciado, ha sido tachado de superficial y banal, se ha visto relegado por su falta de “trascendencia artística” y sí, es posible que se trate de productos meramente comerciales y con pocas aspiraciones más allá del entretenimiento, sin embargo, el superhéroe, representación moderna de la mitología -presente desde el origen mismo de la humanidad-, es un reflejo de nuestra realidad y de los anhelos de superación de la gente, de sus miedos y de su voluntad por superarse. Y en un momento en el que la masificación de la figura súper heroica en la cultura popular es tan influyente, resulta muy adecuado recordar la verdadera profundidad de nuestros mitos, nuestras leyendas, nuestra nueva mitología, que no solo es trascendental a nivel cultural, sino que es un legado antropológico de nuestra historia como especie.

Parece un documental anecdótico y que se aprovecha de los temas de moda, pero Marvel: Behind the Mask fácilmente nos deja con la usadísima reflexión de que si no aprendemos de los errores del pasado, estamos condenados a repetirlos, y es que la inclusión, el racismo, la diversidad, el sexismo, el empoderamiento femenino o el acoso, eran temas tan actuales hace setenta años como lo son el día de hoy.

Y este es nuestro análisis del documental Marvel: Behind the Mask.

No olvides dejar tu like en Facebook y suscríbete a nuestro canal de YouTube para más contenido similar, y sobre todo, no olvides que ser cool, #EsDeGamers. 

Si este artículo fue de tu interés, probablemente quieras leer: “The boys” ¿Vale la pena?

2 comentarios sobre «Marvel: Behind the Mask»

Los comentarios están cerrados.