La magia de Shin’ichirō Watanabe y su forma de mostrar el mundo

¡¡Comparte donde quieras!!

Para los más veteranos, recordaremos con mucha belleza esa época en donde la televisión se atrevía a mostrarte series animadas que no tenían miedo de mostrarle a niños lo crudo y real que puede llegar a ser el mundo, pero sin dejar de tener colores llamativos por toda la pantalla. La época dorada de Cartoon Network o los canales de televisión con material traído del otro lado del mundo; una época de verdadera felicidad.

Cartoon Network

Entre todos esos Animes que recordamos con cariño; existió uno que el bloque Toonami, de Cartoon Network, llegó a transmitir y que lamentablemente en su tiempo no supimos apreciar. Dicho anime llegó a este lado del mundo bajo el nombre de “Samurai Champloo” el cual fue creado por el único e inigualable Shin’ichirō Watanabe.

Hoy, no hemos venido a hablarte de sus mejores animes o su trayectoria en el mundo del entretenimiento visual. Hoy, hemos venido a convencerte del por qué deberías darle una oportunidad a sus trabajos y a demostrarte que tu vida no estará completa si no le hechas un vistazo a sus obras más famosas.

La belleza de una incoherencia bien estructurada

Shin’ichirō Watanabe fue, y a día de hoy sigue siendo, uno de los mayores exponentes en el genero del Anime. Sus obras han logrado destacar como pocas no solo en Japón, sino en el resto del mundo. Desde un futuro distópico al más puro estilo Ciberpunk con cazarrecompensas y temática de vaqueros, hasta una época medieval japonesa con samuráis que pueden hacer Break Dance mientras pelean.

Para el hombre nada era un problema, su imaginación le permitió crear universos ricos, coloridos, llamativos y atrapantes con tan sólo unos conceptos básicos. Sin embargo, Cabe resaltar y admirar que muchos de sus mejores proyectos fueron ideados de su propia imaginación y no inspirados en mangas o libros clásicos como muchos de los animes famosos de la época. Aunque claro está, posteriormente se sacaron mangas para continuar la historia de algunos de sus Animes.

El arte… de Cowboy Bebop

Sus productos llegaron a este lado del mundo de una forma nunca antes vista. Cowboy Bebop fue uno de los primeros, sino el primer anime, en ser presentado de este lado del mundo completamente traducido al latino gracias a Adult Swim. Sus obras debían ser pasadas a media noche, y es que no es para menos, puesto que sus se caracterizaban por la crudeza que pueden llegar a tener. Shin’ichirō Watanabe transmite magia en cada obra que crea; sus personajes, sus tramas, sus escenarios, sus historias, su filosofía, todo. Todo lo que el hace tiene un significado, una razón de ser y un desarrollo casi impecable.

Un nicho de culto entre la comunidad latinoamericana

Sus obras no eran precisamente para niños y eso es algo que el sabía perfectamente. La psicología, la moral y la construcción de personaje lo eran todo para él. El no crea héroes o villanos, el crea seres humanos y es esa la meta final de una historia. Hacerla orgánica, que nos podamos sumergir en ella no solamente en lo visual sino también en la música, aquellos sonidos que puedan ponerte la piel de gallina y que sea simplemente fácil de reconocer al instante.

Como olvidar esas hermosas tonadas de Jazz para Cowboy Bebop que llegaron a tocarnos el corazón o ese pegajoso Hip Hop para Samurai Champloo que no se ha vuelto a ver en el mundo del anime. Shin’ichirō Watanabe no construye historias solamente… construye emociones, todo tipo de emociones, y ese debería ser el camino de la gran mayoría de directores de arte contemporáneo de estos días.

Esperamos que esta pequeña pero interesante nota haya sido de tu agrado. Sin embargo, si deseas conocer más detalles sobre otros proyectos de los cuales hemos hablado, chécate esta genial nota de Top 4: Animes de la vieja escuela que tienes que ver o pásate por nuestras redes sociales FacebookTwitter e Instagram para estar más en contacto.

Y Recuerda que… Ser Cool, #EsDeGamers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.