El síndrome Ash Ketchum

0

La animación oriental es un universo totalmente opuesto al que solíamos conocer de este lado del mundo; pero se las arregló para ganarse un lugar especial en el corazón de aquellos que desde niños pudieron disfrutar de grandes clásicos, que hoy en día son consideradas obras de culto entre los que mejor recordamos esa época dorada. Algunos de nosotros guardamos esos recuerdos con orgullo y felicidad en nuestros corazones, pero hay algunos más quisquillosos que han tenido la valentía de reflexionar si su infancia es en verdad tan buena como ellos la recuerdan.

De la mano de conocedores del tema, que nos han brindado su conocimiento a través de entrevistas, nos hemos enfocado en traer una reflexión a la cual hemos denominado el “síndrome de Ash Ketchum”

Así que aquí está un punto de vista a reflexionar sobre aquellos protagonistas que no dan la talla en su propio anime.

Ash Ketchum

Para explicar el nombre de tan extraño síndrome, que se me ocurrió mientras veía Discovery Channel a las 3 de la mañana, es preciso centrarnos en su estandarte principal. Ash, de pueblo Paleta, que a voz de muchos fanáticos de la saga Pokémon no tiene ni idea de lo que es ser un verdadero entrenador Pokémon.

Sí, es verdad, que ya ganó una liga Pokémon, pero

“¿De qué sirve eso si lo único que has hecho es utilizar ataques tipo eléctrico contra Pokémon de tipo roca cuando hasta a simple lógica de la vida real no es muy recomendable?”  

Daniel Ricardo Gomez, 2020

Carente de verdadera chispa a lo largo de su infinito viaje por capturarlos a todos, no podemos apreciar una verdadera evolución de personaje siendo que en cada temporada nueva lo reinician, como si nada de lo que haya aprendido a lo largo de su odisea hubiera valido para algo.

Yugi Muto

O como los camaradas del mundo de internet aman llamarlo, Yugi “el trampas locas” Muto.

“Porque hay que ser realistas ¿Cómo esperas que alguien con un mazo tan básico y simple pueda ganar a sus enemigos que no sea gracias a hacer trampas y estratagemas bien locos que sólo al Chapo se le habrían ocurrido? Es obvio, tienes que ser el protagonista”

Elmacho21, 2020

Sin embargo, el meme se ha convertido en leyenda y más allá de ser odiado y repudiado, se ha convertido en un símbolo de reconocimiento entre los fans del anime. Hasta el punto en que ellos mismos justifican que un pequeño niño haya alcanzado la fama gracias a que su madre le leía de bebé las 48 leyes del poder antes de ir a dormir.

Sí, suena extraño, pero ¿qué cosa en este mundo no lo es?

descripción gráfica moment.

Naruto Uzumaki

Antes de que alistes las antorchas y los trinchos, es preciso aclarar que no hablaré del anime en concreto, sino, específicamente de los orígenes del pequeño jinchuriki.

Porque piénsalo, de no ser porque el manga/anime lleva el nombre de este pequeño, la historia habría terminado apenas en la primera temporada. El pequeño niño, muy decidido a alcanzar su camino ninja, no se percató de que sus enemigos tenían la intención de acabar con su vida, pero que siempre hubo alguien ahí para salvarle la vida. De igual manera él nunca aprendería la lección más básica de un ninja, la cautela.

Es verdad, el progreso del personaje como persona y ejemplo a seguir para los más pequeños se nota con el avance de la historia, pero no justifica la falta de esa chispa y astucia, la cual solo podemos apreciar en él muy adentrada la historia.

Lo sabemos, es una lista difícil de digerir, pero aun así no menospreciamos estas bellas obras de animación que alegró el corazón de muchos a lo largo de los años.

Damos un especial agradecimiento a Daniel Ricardo Gómez y a Elmacho21 por ayudarnos a formar esta lista de la manera más objetiva y neutral posible; y recuerda que, ser cool, #EsDeGamers.

Comentarios gamers

comments

Otros posts del autor:

About author
Command Knight

Command Knight

“Porque si ser un ermitaño significa tener un mando entre las manos todos los días y encarnar una nueva vida con un simple click, entonces no hay mejor destino”