Suspenden GDC por coronavirus

0

Pues el coronavirus sigue dando de qué hablar, gamers.

En notas anteriores les habíamos informado de la cancelación de la conferencia de Kojima Productions en la Games Developers Conference (GDC) de este año. Fue una medida que respondió a la contingencia (ya mundial) por el coronavirus COVID-19, que está, literalmente, paralizando al planeta.

Pues bien, los organizadores del evento, que se iba a llevar a cabo en San Francisco del 16 al 20 de marzo, decidieron posponer TODO el evento hasta verano.

En un comunicado en su sitio web oficial, el evento anunció:

«Después de una estrecha consulta con nuestros socios en la industria y la comunidad de desarrollo de juegos de todo el mundo, tomamos la difícil decisión de posponer la Games Developers Conference de marzo».

El comunicado agrega: «Después de pasar el año pasado preparándonos para el evento con nuestros asesores, oradores, expositores y socios de eventos, estamos realmente molestos y decepcionados por no poder recibirlos en este momento«, finalizando con «queremos agradecer a todos nuestros clientes y socios por su apoyo, debates abiertos y aliento. Como todos nos han estado recordando, suceden grandes cosas cuando la comunidad se une y se conecta en GDC. Por esta razón, tenemos la intención de organizar un evento de GDC más adelante en el verano. Trabajaremos con nuestros socios para finalizar los detalles y compartiremos más información sobre nuestros planes en las próximas semanas

De momento no se sabe en qué momento del verano se llevará a cabo, pero por lo pronto el GDC se suma a la lista de eventos cancelados o pospuestos, como el Salón del Automóvil en Suiza, el medio maratón en Francia, el Mobile World Congress, en España y el mismísimo carnaval de Venecia.

El coronavirus COVID-19 ya se ha expandido a 40 países, con cuatro casos detectados en México.

Estén al pendiente de las indicaciones de salud, gente. Recuerden que cuidarse también #EsDeGamers.

Comentarios gamers

comments

About author

Ragvalgard

Está loco. Se quedó lamiendo el timbre de nuestras oficinas por dos horas, así que la opción era contratarlo o llamar a la policía.