Alan Moore ataca de nuevo: Considera que la cultura de superhéroes es vergonzosa

0

Alan Moore es fácilmente el mejor escritor de cómics de la historia. Y no lo digo yo, sino años y años de trabajos aclamados por la crítica y fans por igual.

Ganador del Premio Inkopt, del premio Prometheus, el Sproing Award, numerosos Premios Jack Kirby, múltiples Hugo e Eagle Awards, ganador 24 veces de los premios Eisner en prácticamente todas las categorías por distintos trabajos, y aún me faltan más premios por enunciar.

También es conocido por su corto temperamento y una afilada crítica a prácticamente todo.

Varias de las obras de Moore se han adaptado para la pantalla grande (V for Vendetta, Watchmen, League of Extraordinary Gentlemen, por decir unos ejemplos), aunque las películas generalmente toman solo la inspiración más superficial de lo que a menudo son obras largas y temáticamente profundas.

Debido a los contratos de trabajo por contrato en virtud de los cuales se publicó su primer trabajo, no tenía derechos (ni control) sobre lo que se hizo con sus creaciones, y desde entonces se ha distanciado del trabajo que lo hizo famoso. Rechaza los créditos en pantalla y los pagos de regalías, y es reacio a discutir sus propios cómics o las adaptaciones de ellos, la ira por su tratamiento en ese momento nunca se disipó, lo que contribuyó a una percepción de él como un viejo amargado para los que no conocen el trasfondo del trato tan injusto que ha recibido este genial escritor.

Pues bien, con este precedente, no nos extraña que recientemente haya resurgido a la luz una entrevista de 2017 al escritor británico sobre el estado de la cultura de los superhéroes . Y lo que dice, puede que no le agrade a los fans del género.

La entrevista

En una entrevista publicada en el sitio web Alan Moore World, el autor afirma que el impacto actual que los superhéroes tienen en la cultura contemporánea es “tremendamente vergonzoso y no un poco preocupante” debido a que el “übermenschen franquiciado” está dirigido a audiencias más allá de los adolescentes que cumplen un propósito completamente diferente.

Quizá aquí tengamos que hacer un paréntesis.

Por Übermensch, Moore se refiere a la noción de superhombre, pero no precisamente a la de humano con superpoderes, sino una persona hipotética que ha alcanzado un estado de madurez espiritual y moral superior al del hombre común , haciendo eco del concepto acuñado por el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. ¿Todo bien hasta ahí? Sigamos.

Moore también aseguró que

“Las películas de superhéroes del mercado masivo parecen estar incitando a un público que no desea renunciar a (a) su relativamente tranquilizante infancia, o (b) el relativamente tranquilizante siglo XX. La continua popularidad de estas películas para mí sugiere algún tipo de estado deliberado, autoimpuesto de detención emocional, combinado con una condición adormecedora de estasis cultural que se puede presenciar en los cómics, películas, música popular y, de hecho, en todo el espectro cultural. “.

Alan Moore

Incluso fue más allá, sugiriendo que otro aspecto problemático de las películas es su enfoque en los héroes blancos y la falta de mucho en el camino de la diversidad, afirmando:

“Estos libros y estos personajes icónicos siguen siendo sueños de supremacía blanca de la raza maestra. De hecho, creo que se puede hacer un buen argumento para El nacimiento de una nación de D.W. Griffith como la primera película estadounidense de superhéroes, y el punto de origen de todas esas capas y máscaras “.

Aunque la entrevista se publicó por primera vez en enero de 2017 para el lanzamiento de su épica fantasía histórica Jerusalem, se realizó para un sitio web brasileño y solo apareció en forma abreviada y en portugués. Ahora se ha vuelto relevante debido a que acaba de estar disponible la entrevista completa en inglés.

Comentarios gamers

comments

Otros posts del autor:

About author
Ragvalgard

Ragvalgard

Está loco. Se quedó lamiendo el timbre de nuestras oficinas por dos horas, así que la opción era contratarlo o llamar a la policía.