Sony recibe multa millonaria por engañar a gamers

0

Esto ya se puso feo, señores. Las autoridades italianas impusieron una multa de 2 millones de euros por ocultar información a usuarios de PS4 a Sony.

Concretamente, los usuarios no sabían que debían pagar para disfrutar del juego online en la consola. Porque el usuario debe suscribirse al servicio de paga PlayStation Plus para poder tener el derecho de jugar en línea.

Lo que algunos considerarían una pequeña molestia pasajera, y estarían dispuestos a pagar el servicio con un “ya qué”, no aplica para la justicia italiana, que no se anda por las ramas para hacer caer todo el peso de la ley sobre las cabezas de Sony. Y es que, de acuerdo con las autoridades del país con forma de bota, la empresa violó los artículos 21 y 22 de la ley local de protección al consumidor, ya que no proporcionó información completa sobre las funciones del producto. Es decir, “Introdujo a los consumidores en un concepto erróneo importante”. O lo que las empresas mexicanas (sobre todo las proveedoras de internet) conocen como “un día cualquiera engañando clientes”.

Sony deberá pagar esta multa en los próximos 30 días, aunque, si la empresa se niega a pagarlo, la cantidad va a aumentar. Además, la compañía tiene un plazo de 90 días para informar a sus consumidores lo que se supone debió haber informado todo este tiempo.

¿No les parece suficiente castigo? a la ley italiana tampoco. Si aún así se ponen punks los de Sony, la multa aumentará a 5 millones de euros y una prohibición de la PS4 en Italia durante 30 días, bajo el concepto de “incumplimiento mal intencionado”.

El servicio castigado.

Sony puede apelar esta multa en un plazo de 60 días. Como vergüenza es lo que más escasea en el mundo, puede que la empresa japonesa decida hacerlo.

¿Eso servirá para que no solo las empresas de videojuegos, sino las compañías en general transparenten sus términos de servicio? ¿Qué opinan, gamers?

Comentarios gamers

comments

Otros posts del autor:

About author
Ragvalgard

Ragvalgard

Está loco. Se quedó lamiendo el timbre de nuestras oficinas por dos horas, así que la opción era contratarlo o llamar a la policía.