Startup Panic – ¿Vale la Pena?

Voy a empezar esto con un poco de odio hacía algo que prácticamente no tiene nada que ver. Estoy hasta el gorro de la palabra “emprendedor”, y también de la sarta de aplausos para aquellos jóvenes que tienen el dinero suficiente para crear su propia empresa. Todos queremos crear nuestra propia empresa o negocio, hemos soñado con tener el dinero suficiente para hacerlo, pero todo se cruza, la renta, el ocio, el cansancio, la luz, el internet, el Netflix. Tras una cantidad de infinitos gastos, muchas veces no nos queda más que la fantasía.

Por suerte, los que jugamos videojuegos usualmente podemos cumplir nuestros sueños más locos, al menos en el plano digital. Nuestras posibilidades son tantas que muchas veces los sueños más comunes, como el crear tu propio negocio pueden ser pasados por alto. Es decir, ¿por qué abrir una empresa cuando puedo vivir en el futuro o atravesar los campos de la antigua Inglaterra como vikingo? Bueno… porque es divertido.

Startup Panic es un videojuego de gestión de recursos, mejor conocido como tycoon, desarrollado por Algorocks y distribuido por tinyBuild. En este juego, serás un emprendedor que, tras ahorrar un poco de dinero, se cansa de la vida en la misma empresa de siempre y decide empezar la propia. Tendrás que ir creciendo tu pequeña página de internet y manteniéndola actualizada frente a la competencia, mientras lidias con la fatiga e intereses de tus empleados para lograr la mejor empresa posible.

Lo bueno de crear una empresa

Entre todas las cosas buenas de Startup Panic está su estilo visual, que tiene detrás un píxel art increíblemente amigable, con muchos colores vivos y un gran sentido del humor. La decoración de tu inicialmente solitaria oficina irá poco a poco llenándose de vida con distintos objetos que incluso tienen bucles de animación, para distraer un poco la mente del estrés.

Al igual, el sistema de progresión se siente extremadamente natural y puedes comprender cada función de sus mecánicas a través de pocas pruebas y errores. Si buscas un sistema de administración de recursos exageradamente complicado y muchas reglas, pues esta no es la opción. También, durante su historia, te encontrarás con algunas eventualidades bastante divertidas que te pondrán a trabajar como loco.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas en Startup Panic. A pesar de su poco complicado sistema, el juego se toma muchas libertades que prohíben de su inserción natural o directa. Si este es tu primer tycoon, bueno, el juego carece de un tutorial comprensible y cuando llega a serlo, puede que esté terriblemente mal traducido.

Lo malo de intentarlo

Empecé el juego en español, pero pronto tuve que cambiar mi idioma a inglés por la incomprensible traducción. No son únicamente unas cuantas faltas de ortografía, si no frases que carecen completamente de sentido y te harán regresar a leerlas pensando que tu comprensión lectora está por los suelos.

Para agregar un problema más, el juego evita deliberadamente explicarte algunos términos que resultan vitales para tu progresión en el juego tardío. Te pondrán a parir chayotes con tal de avanzar en la trama y que tu empresa no se vaya a la bancarrota. Claro, puedes ir intuyendo las respuestas poco a poco, pero eso no excusa que algunos jugadores caigan en la frustración y abandonen el juego por lo mismo.

Por terminar, a pesar de la infinita lista de problemas que hacen la experiencia de juego algo nefasta, la música del juego termina por cansar muy pronto. No tardé mucho tiempo en definitivamente silenciar el juego para seleccionar mi propia lista de música, mis nervios estaban al tope de un bucle de minuto y medio repetido sin parar para un juego que te demanda horas continuas en él.

Lo bastante feo de fallar

Debo admitir que me entristece un poco que el estado del juego me haya prohibido de disfrutar de todo el carisma que expide en cualquier momento. Incluso los personajes recurrentes, como el renombrado Clippy que llega a ayudarte en caso de algunos fallos, tienen montones de atractivos por mencionar. No obstante, el juego termina por ser una simple experiencia olvidable para pasar el rato.

Esto no es por decir que el juego no pueda ser solucionado en consecuentes parches, que estoy seguro han sido implementados en el tiempo de escritura de esta reseña. Es importante tener en mente que si no tienen tanta tolerancia ante algunas de las cosas que he listado arriba, será mejor intentar con otro tycoon, pues hay muchos allá afuera. Mientras que Startup Panic solamente nos asustó con su apartado gráfico, hay montones de juegos de este estilo que valen mucho más la pena.

Para más curiosidades de esta y otras sagas de videojuegos, películas y series, checa este link. Danos like en Facebook y suscríbete a nuestro canal de YouTube. Quizá te interesen los mejores personajes pelones de Dreamworks o Top: 3 soundtracks que debes llevarte a todas partes.

Recuerda que ser cool… #EsDeGamers

Comentarios gamers

comments