Cambian CGI de Cats por las críticas

0

Si bien Sonic tuvo el diseño inicial más controversial de las películas de este año, no fue el único. Cats, la adaptación cinematográfica del musical homónimo de Andrew Lloyd Webber tuvo una reacción bastante similar cuando fue lanzado su tráiler.

Y es que el diseño de personajes parece salido de la pesadilla más febril de un furro.

Pues bien, después de las reacciones en internet, también Cats recibirá una manita de gato (nunca mejor usada esta expresión). Tom Hooper, director de esta adaptación dijo que:

Solo habíamos terminado de filmar en marzo, por lo que todos los efectos visuales [en el avance] estaban en una etapa bastante temprana. Posiblemente hubo, en el extremo de algunas de las respuestas, algunas pistas sobre cómo seguir evolucionando [la producción]. Cuando vean la película terminada, verán que algunos de los diseños de los gatos han avanzado desde entonces, y ciertamente nuestra comprensión de cómo usar la tecnología para hacerlos funcionar también ha aumentado.

Y es que, efectivamente, Catas solo había terminado de grabar la fotografía principal en marzo, por lo que el tráiler de julio que causó una respuesta tan viral porque el tráiler presentó efectos visuales que aún no se habían terminado. Pero en parte debido a las respuestas al avance, se modificó el CGI de Cats en un ejercicio de control de daños que parece ser la norma últimamente.

El aspecto de los gatos iba a cambiar en cierta medida, independientemente de que se hiciera más trabajo en la película y de que los artistas tuvieran una mejor idea de cómo usar la tecnología de manera efectiva. Pero estas respuestas en línea con tan escaso filtro (porque es internet) actuaron como notas para tener en cuenta cómo exactamente deberían cambiar el CGI y el aspecto de los gatos.

Cats se estrena el 25 de diciembre en cines.

Comentarios gamers

comments

Otros posts del autor:

About author
Ragvalgard

Ragvalgard

Está loco. Se quedó lamiendo el timbre de nuestras oficinas por dos horas, así que la opción era contratarlo o llamar a la policía.