Loading...
GamingNoticias

Activision-Blizzard, lame botas

Esto es un tema serio, y la verdad es que todos sabemos el tipo de compañía que es Activision-Blizzard. Siempre buscan la manera de lucrar a costa de lo que puedan… y bueno, esta vez se pasaron de la raya.

El torneo de Hearthstone Grandmasters Asia-Pacific fue transmitido mediante streaming hace unos días; este torneo es de la categoría más alta en este título, lo cual implica la participación de los mejores jugadores de Hearthstone y por ende una audiencia muy grande, y aquí es donde sucedió la “tragedia”.

El ganador de uno de los encuentros del torneo, el hongkonés Ng “Blitzchung” Wai Chung , estaba siendo entrevistado por dos hosts después de su victoria (es decir, después del torneo, ya no en un contexto directo del juego), y en la misma entrevista, “Blitzchung” aprovechó para dar un mensaje a la gente de China por la situación política que están sufriendo en Hong Kong: “Liberen a Hong Kong: Revolución de nuestra época – Blitzchung”.

Esto causó el despido de los dos hosts que estaban entrevistándolo, así como un banneo de 12 meses los eventos e-sports de Hearthstone; y si esto no era suficiente, la privación del premio monetario acumulado.

Este castigo se basó en una regla de los torneos Grandmaster, que a la letra dice “… Participar en cualquier acto, que a la discreción de Blizzard, te ponga en disputa pública, ofenda a una porción o a un grupo de personas, o de alguna manera dañe la imagen de Blizzard resultará en la expulsión de Grandmasters y la reducción del premio total del jugador a $0 USD en adición a otros remedios que puedan ser aplicados bajo el Reglamento y los términos de la página de Blizzard…”

Aquí la frase clave es “a la discreción de Blizzard”.

Pero aún con esto en cuenta hay algo un poco turbio en el asunto.

La verdadera razón…

En este punto, consideramos necesario meter un poco de contexto: Hong Kong es una “región administrativa especial” perteneciente a la República Popular China. Esto quiere decir que Hong Kong goza de muchísima autonomía respecto a otras regiones. Por ejemplo, en Hong Kong hay división de poderes y una democracia más sólida, a diferencia de China, que tiene un sistema de partido único y una tolerancia bastante escasa hacia la libertad de expresión. Por ejemplo, Winnie Pooh está baneado en China por las comparaciones que han hecho del oso con Xi Jinping, secretario general del partido y presidente de China. Dicho en otras palabras, gamers, piensen en Hong Kong como una especie de Corea del Sur y en China como un Corea del Norte, guardando las proporciones.

¿Hasta ahí todo bien? Ok. Desde los últimos meses, el ambiente social en Hong Kong se ha vuelto más tenso con una ley de extradición que se buscaba aprobar en esa región. El problema vino cuando la forma en la que esa ley estaba siendo promulgada ponía en riesgo la autonomía de Hong Kong y hacía que China metiera más su cuchara. Lo que siguió fue un ambiente de represión que continúa hasta este instante donde estamos redactando la nota.

No hay duda alguna de que el mercado chino es muy cerrado, todos los juegos y productosextranjeros que quieren ser lanzados en este país deben de pasar por estrictas regulaciones; términos como lootboxes y otro tipo de monetización no son bien vistos, y por todo esto China es un mercado virgen libre de explotar por quien llegue primero y se adapte a sus reglas, y esta es la tirada de Activision-Blizzard.

Si tenemos en cuenta la recién salida del Call of Duty: Mobile así como el poco auge y aceptación de Diablo Immortal (recordemos los abucheos en la Blizzcon del año pasado), es normal que Activision quiera entrar a este mercado y que mejor manera de hacerlo que lamiendo las botas del país asiático, ya que el apegarse políticamente a los intereses del gobierno lo pone en buena estima y le abriría las puertas para posicionar sus productos ahí.

Sin embargo, ésto no fue bien visto por el ojo público ya que varios políticos estadounidenses, y el público en general, compartieron su descontento en redes sociales, así como en los foros de la misma empresa argumentando que el baneo generado por este hecho atenta totalmente contra uno de los principales Derechos Humanos, el derecho a la libertad de expresión, ya que censura por completo el comentario que Blitzchung quiso dar a su propio país.

Lo que es más, el castigo a Blitzchung y los dos casters que les comentamos líneas arriba es especialmente brutal. Pongamos un ejemplo en el mismo contexto de Hearthstone: Roger, otro jugador pro, fue exhibido haciendo stream-sniping y win-trading (es decir, negociaba sus victorias y derrotas con otros jugadores). Es decir, hizo trampa directamente en el juego. El castigo que se le dio a Roger fue baneado un año del Grandmasters, pero AÚN CONSERVANDO SU TÍTULO.

Es decir, a discreción de Blizzard, es más grave lanzar una consigna en una entrevista después de un juego defendiendo tu libertad, que hacer trampa en uno de sus juegos.

El boicot y otras reacciones

Después del acontecimiento, mucha gente mostró su descontento en redes sociales, atacando a Blizzard y Activisión activamente, con el hashtag #BoycottBlizzard y sus variantes, con una respuesta brutal. La gente está masivamente desinstalando juegos, dando de baja suscripciones de World of Warcraft y sus cuentas de Blizzard y Battle.Net.

Además, muchos trabajadores de Blizzard han comentado no estar de acuerdo con la situación y han creado ciertas manifestaciones usando las “sombrillas” que ya son representativas de las manifestaciones Chinas; ya que con ellas se cubren los rostros los manifestantes para evitar mayores problemas con el Gobierno. Y no solo eso. Un par de trabajadores dentro de propio Blizzard han tapado las palabras “Every voice matters” (“todas las voces importan”) afuera de las oficinas de Blizzard.

Por su parte, Brian Kliber, caster de Hearthstone, y quien iba a comentar el torneo de Hearthstone en la próxima Blizzcon del 1 y 2 de noviembre, renunció en protesta contra las acciones de Blizzard “a menos que algo cambie”. Es decir, el descontento es incluso dentro de propio Blizzard. Además, Nathan “Admirable” Zamora, otro peso pesado dentro de la comunidad de Hearthstone, y también caster de Grandmasters, renunció.

Pero aquí no termina el asunto; de igual manera se ha iniciado un movimiento en redes sociales donde usan la imagen de Mei, un personaje de Overwatch de origen asiático, para impulsar una campaña política respecto a dichos acontecimientos, tratando así de ocasionar el banneo de este juego en el país asiático y así dañar los ingresos de Activisión y Blizzard, así como su relación con dicho país.

Blizzard, en lugar de ser maduros y aceptar que tuvieron un PÉSIMO manejo de la situación, ha deshabilitado sus métodos de autentificación. Esto, para evitar que los jugadores sigan dando de baja sus cuentas en masa.

Conclusión

Aquí en EsDeGamers no nos gusta coartar la libertad de expresión, creemos que TODOS tienen derecho a expresar su posición respecto a cualquier cosa de una manera respetuosa, y apoyamos por completo a Blitzchung en el tema. ¿Que rompió una regla? sí ¿Que tenía que ser castigado de algún modo? también. Pero las evidencias muestran que fue un castigo político y no de conducta gamer. Volvemos al ejemplo de Roger. Nunca hay que dar por sentado que tendremos libertad de expresión siempre. Y, en honor a la verdad, Blitzchung nunca llamó a violencia ni actos terroristas de ningún tipo. Seguramente veremos más reacciones en próximos días, y llega en un momento complicado, con un atraso de una semana en el evento de Halloween de Overwatch, uno de los más esperados por la comunidad, y con la Blizzcon a la vuelta de la esquina.

Y el silencio de Blizzard y su censura aumentan el enojo colectivo con cada hora que pasa.

Tú ¿qué opinas de esto?

Si quieres ver otras noticias da click aquí!! y si quieres ver videos de temas varios de videojuegos checa nuestro Canal de Youtube, y recuerda que Ser Cool #EsDeGamers!!

Comentarios gamers

comments

2 comments

Comments are closed.

Destacadas